Centro de Investigación e Innovación de Viña Concha y Toro presenta avances de sus principales investigaciones

Inaugurado en 2014, el Centro busca ser un referente mundial y nacional de investigación vitivinícola. Hoy existen más de 50 iniciativas, entre las que destacan soluciones tecnológicas para enfrentar la predicción del volumen de cosecha, optimizar el deshoje y obtener mayor calidad, y el proyecto de clones de Cabernet Sauvignon en Cauquenes.

Todas investigaciones que – a corto plazo – impactarán a la industria vitivinícola nacional.

A un año y medio de su inauguración, el Centro de Investigación e Innovación (CII) de Viña Concha y Toro presentó por primera vez un estado de avance de las principales investigaciones que lleva a cabo.

Ubicado en el corazón de la región del Maule, en la comuna de Pencahue, el Centro fue creado con el objetivo de realizar investigación aplicada al servicio de las reales necesidades de la industria y así convertirla en una más competitiva y exitosa ante los nuevos desafíos.

Tres de las principales investigaciones emblemáticas que a corto plazo impactarán a la industria vitivinícola fueron presentadas: Uso de dron en labores agrícolas, App GRAPPE y aptitud de distinto material clonal de Cabernet Sauvignon. A ellas se suman más de 50 iniciativas con distintos estados de avance que se enmarcan en uno de los cinco Programas Estratégicos que orientan la investigación del CII: Fortalecimiento del área de producción de materiales vegetales; Gestión de recursos y escasez hídricos; Valoración de la calidad de uvas y vinos; Instrumentación, automatización y aplicación de TI; y Diseño de nuevos productos.

“Como Centro de Investigación e Innovación desarrollamos un Plan Estratégico 2016-2020, el cual servirá de hoja de ruta para posicionar a Viña Concha y Toro como líder en investigación, desarrollo e innovación en la industria del vino mundial. Hoy presentamos avances en investigación, pero sin duda hacia el futuro lograremos resultados concretos que impactarán significativamente a la industria vitivinícola”, señala Gerard Casaubon, Director del CII.

Investigaciones de alto impacto
Uno de los focos del CII ha sido adaptar tecnología disponible en el mercado a las necesidades específicas de la industria vitivinícola. Un ejemplo de ello es la utilización del dron para labores agrícolas, específicamente para la predicción del volumen de cosecha. Ésta es una de las etapas más complejas del proceso vitivinícola ya que impacta los recursos de todas las áreas de una empresa.
Para apoyar este proceso y alcanzar a corto plazo un 90% de exactitud en la predicción, el Centro generó un complejo modelo de inteligencia artificial que recibe, procesa y almacena información. El dron adquiere protagonismo al captar el vigor de la planta, índice fundamental para la precisión.

CII Dron
Otro ejemplo es el desarrollo de una aplicación para Smartphone para apoyar el deshoje, actividad en la cual se remueven hojas del follaje donde están ubicados los racimos con el fin de medir y controlar las condiciones lumínicas que recibe la uva. En su justa exposición al sol las uvas generan mayor cantidad de compuestos fenólicos, propicios para producir vinos de buena calidad.

La app GRAPPE permite obtener imágenes del follaje antes y después del deshoje las que son analizadas in situ, entregando un índice de variación de exposición a la luz de los racimos de uva.

GRAPPE fortalecerá el monitoreo y control de la operación de deshoje por parte de los supervisores y generará un registro histórico de actividades de deshoje en cada fundo que complementará la toma de decisiones.

grappe
Por otra parte, para mejorar la productividad y calidad de uvas y vinos, se encuentra en desarrollo un estudio en Cauquenes del comportamiento de material clonal de Cabernet Sauvignon traído desde Francia. Plantados en parcelas experimentales, se realizan pruebas científicas para determinar cuáles producen uva de mejor calidad bajo las condiciones climáticas de la zona.

La expectativa al año 2017 es determinar qué clon de Cabernet Sauvignon se debe plantar para aumentar el rendimiento de los viñedos y optimizar la calidad. Con esta información la industria vitivinícola nacional tendrá un apoyo clave para la toma de decisiones en el viñedo.

campo

En el ámbito de la extensión, área central para diseminar e impactar a los principales públicos de interés, desde su inauguración en 2014 se han realizado una serie de actividades gratuitas y abiertas a todo público como parte de su programa de extensión que van en directo beneficio del desarrollo de la industria. Entre ellas destacan seminarios internacionales, actividades teóricas-prácticas dirigidas a productores de uva y charlas con integrantes de la academia, posicionándolo como escenario para la difusión, extensión y transferencias de alto impacto y de excelencia, y como un espacio de vinculación con la comunidad y los distintos actores que integran la industria.