Rosa Roa, analista en biología molecular del Centro de Investigación e Innovación Viña Concha y Toro:

“Como Laboratorio de Biología Molecular estamos desarrollando importantes avances en técnicas de diagnóstico”

La ingeniera agrónoma explica cómo los avances de la ciencia ayudan al desarrollo de la industria vitivinícola y se refiere a la necesidad de la presencia de mujeres en círculos de liderazgo, porque "la diversidad de un grupo humano enriquece la toma de decisiones". 

 

Rosa Roa, ingeniera agrónoma y doctora en ciencias con mención en ingeniería genética vegetal, es enfática al señalar que el desarrollo de una carrera científica en la mayoría de los casos no es una decisión puntual. Para ella es algo más: el resultado de muchos eventos, como el entorno en que se crece y la relación con la naturaleza. Ese fue el escenario en que tomó la decisión de estudiar agronomía y dedicarse a la ciencia. Lo vivió como un proceso natural, una nueva etapa lógica en su experiencia de vida, pues pasó gran parte de su niñez en el campo, lo que despertó su gusto por la naturaleza y su deseo de entender cómo sucedían las cosas.

 

¿Cómo ha sido trabajar en el CII y especializarte en la industria del vino?

Durante muchos años trabajé vinculada al mundo del vino, pero desde la academia en ciencia fundamental. Ese tiempo me permitió desarrollar características que son vitales a la hora de investigar. Sin embargo, llegar al CII implicó dar una vuelta a la forma de ver las cosas, acá todo tiene un propósito concreto y un tiempo para ello. Por otra parte, se generan instancias de crecimiento importantes al mantener conexión con otros grupos de trabajo dentro del mismo Centro de Investigación, lo que finalmente resulta positivo para el desarrollo de los propios proyectos.

 

¿Cómo ves el avance de las herramientas de la biología molecular aplicadas a la agricultura?

La biología molecular no ha tenido un impacto inmediato en la agricultura como lo ha sido en el área salud.  Sin embargo, los últimos años ha presentado un crecimiento significativo tanto en investigación como en aplicaciones de uso comercial.

Como Laboratorio de Biología Molecular estamos desarrollando importantes avances en técnicas de diagnóstico. Ello, nos ha permitido conocer con un alto nivel de precisión el estado fitosanitario de algunos viñedos. Estamos convencidos de que el trabajo colaborativo con el mundo agrícola y con otras áreas de la ciencia es un factor clave en el desarrollo de nuevas aplicaciones en biología molecular y el éxito que estas puedan tener.

 

¿Qué significa para ti trabajar en un área tradicionalmente liderada por hombres?

Para mí nunca fue un tema ser mujer y trabajar en esta área. Nunca sentí que era tratada diferente o que no podría hacer cosas porque soy mujer. El mundo de la ciencia está lleno de mujeres, somos muchas las que nos dedicamos a esta labor en diferentes niveles. El problema radica en que es un área que está liderada por hombres, y esto produce no solo un problema de género, sino que también un problema de opciones. La diversidad de un grupo humano enriquece la toma de decisiones y la forma de abordar los problemas, por lo que la presencia femenina en estos círculos es, sin duda, un factor necesario.