Nuevos avances y proyectos se presentan en el III workshop del área agrícola

Con gran éxito se realizó el III Workshop del área agrícola, el pasado 13 de septiembre. La actividad se llevó a cabo en el Centro de Investigación e Innovación de Concha y Toro y contó con la asistencia de Gerentes, sub-gerentes, administradores de fundos y áreas de soporte de la Gerencia Agrícola.

El programa contempló diferentes charlas y exposiciones en las cuales se buscó transferir y dar a conocer los principales resultados de los programas de Fortalecimiento del área de producción de materiales vegetales; Gestión de recursos y escasez hídrica; Valoración de la calidad de uvas y vinos; Instrumentación, automatización y aplicación de TI; y Diseño de nuevos productos.

Charlas relacionadas con el vivero y la visión estratégica tras su desarrollo, presentaciones de proyectos emblemáticos del centro tales como “Clones de Cabernet Sauvignon” en Cauquenes o elementos predictivos de cosecha, como también aplicación de productos o sistemas de evaluación o inteligencia vitícola, fueron algunas de las ponencias que permitieron traspasar a los asistentes el estado de avance en los cuales se encuentran los respectivos proyectos.

“Es muy interesante para el Centro poder recibir a un grupo tan representativo de la Gerencia Agrícola y poder compartir con ellos resultados concretos que ya muestra el Centro en sus diferentes proyectos. Nuestro Centro fue creado desde sus orígenes como un espacio de intercambio de buenas prácticas, de conocimiento compartido y de debate, por lo tanto que se desarrollen todas estas posibilidades acá es parte de nuestra esencia. Esta tercera versión del Workshop fue muy exitosa ya contamos con la presencia de los principales actores de la Gerencia Agrícola, lo que demuestra el compromiso por trabajar juntos en proyectos de mutuo beneficio” señaló Gerard Casaubon, Director del CII.

En la oportunidad además se visitó el Laboratorio de Biología Molecular, se realizaron degustaciones verticales de vinos clonales, se hizo entrenamiento visual para detectar “el verdor en los vinos” y mesas redondas en las cuales se discutieron y compartieron puntos de vista entre los asistentes.